lunes, 24 de septiembre de 2007

Adiós ABC

Hoy me ha llamado una persona desconocida para mi, se ha identificado como el responsable de todas las secciones finales del Diario ABC, no he conseguido retener su nombre, ¡que pena!. Lo que si he retenido ha sido su mensaje, era claro: el Diario había decidido ampliar su sección de comunicación y publicidad que iba a pasar a ocupar dos páginas y al tiempo prescindir de mi columna semanal para poder introducir otros contenidos de mayor interés. Un trabajo de 10 años de colaboración terminaba con una llamada telefónica de un hombre desconocido, ¿sería un fantasma?, no lo era, la posterior llamada del redactor jefe de Comunicación me confirmaba la noticia. Es la primera vez que me despiden de algo y me ha producido una sensación extraña, por un lado siento una gran liberación, luego inmediatamente un vacío en mi disciplina semanal de escribir cada Jueves pensando en los lectores ABC; luego me surgió la hipótesis de que no les gustaba lo que yo escribía y solo el hombre desconocido se había atrevido a decirmelo; luego sentí la rabia del final de algo, como una muerte. Al final una conclusión, todo problema es una oportunidad, quiero seguir escribiendo lo que pienso y si me dejan lo haré en otro medio de comunicación. De momento me queda este medio, mi Blog, el más mágico e inmediato, el más libre y sencillo. Gracias fantasma por hacer tu trabajo incómodo, gracias a ABC por haberme dejado escribir tantas columnas (casi 400), gracias a los que me leían por haberlo hecho. ¿Cómo le explico yo ahora a mi madre que su hijo ya no es columnista de ABC?, imaginate que me contrataran ahora en El País o en El Público ¡que disgusto!..., pero este es otro problema.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada se acaba, simplemente se sigue en otro lugar. Las capacidades son personales y no del soporte. En otro tiempo me tocó vivir una experiencia similar, aunque algo más dramática. Y te puedo asegurar que hoy es el primer día del mañana. ABAD

Anónimo dijo...

Se cierran unas puertas y se abren otras.
Por inercia todos somos un poquito reacios al cambio, como las agencias, pero el abanico de oportunidades ahora es un nuevo reto.
¿en busca de un nuevo soporte, medio, mensaje, tono, asunto?
Estamos expectantes, te seguimos la pista. Aprendemos.

Anónimo dijo...

ABC sin un ELIAS de vez en cuando es menos ABC. Y tu madre sabe hace tiempo que eres, como casi todos nosotros, pianista en un prostíbulo. Abrazos. Víctor Sánchez del Real

Anónimo dijo...

Adios al papel, bienvenido a los bytes. Que alegría seguirte leyendo aquí (más barato, más rápido, más accesible, más abierto, más...) Sólamente falta que sea móvil. Bienvenido I-elias.
Sixto Arias

Anónimo dijo...

Angel, hay que ser más humilde y el mundo no se acaba porque te quiten de ABC. No te sientas herido. La vida es así. Un día estás y otro ya no...y nadie se acuerda de uno porque todos somos prescindibles. ¡menos mal! Peter