miércoles, 16 de septiembre de 2015

Sin los catalanes no seríamos España


Estos días algunos amigos me han visto activo debatiendo, en Facebook o en Twitter, varios de los argumentos que los independentistas catalanes están usando para justificar su intención de separarse del resto de España y crear una república catalana. Como mis comentarios han sido diversos y desordenados, quería recogerlos en este texto simple, que terminara con la polémica por mi parte.


Mi opinión es simple, España sin Cataluña no es España. 


Como publicista trataré de sintetizarlo en cuatro aspectos que muestren mi visión vehemente, sin ningún tipo de acritud contra Cataluña, pero sí con estupefacción por los buenos resultados que el discurso nacionalista produce en gente a la que admiro y respeto.


1Cataluña es parte de España y España sin Cataluña no podría existir. España, como cualquier país moderno es el producto del mestizaje. Algunos mestizajes son antiguos como los siempre mencionados de Castilla y Aragón; pero también nuestra influencia árabe (de la que nadie quiere hablar). Nuestra condición latina dual a ambos lados, a la derecha mirando al Mediterráneo (de Algeciras a Estambul) y a la izquierda (geográfica) a América Latina (De Chicago a la Punta Arenas). Pero hay otros mestizajes más nuevos y muy vivos: los inmigrantes llegados de América, Europa del Este y África; el movimiento chino, la revolución tecnológica que nos une aún más. Somos producto de una mezcla diversa y bella. Moros judíos que viven con los cristianos, que dijo Drexler. Estos días he viajado por Asturias y antes por Andalucía, y no pueden ser zonas más distintas, ni más similares e integradas en España. La belleza de la Costa Brava y sus gentes y la de Finisterre, tienen miles de puntos comunes así como otros diferentes. Porque la fusión es la única verdad de España y por tanto de Cataluña hoy, en la literatura, en el arte o en la gastronomía. Querer separar ahora, en un mundo tan mezclado, es como mínimo poco práctico, poco realista e imposible. 


2. El sufrimiento y la frustración que expresa el independentismo catalán, son muy españoles. Leo las demandas y los agravios, las diferencias y los daños colaterales y me doy cuenta que yo también los sufro, que estoy de acuerdo, que la crisis y su gestión por el actual gobierno nos ha machacado a todos. Las zonas más pobres han sufrido más en términos de pobreza y paro. Pero las más ricas, como Madrid o Cataluña, la han pagado más cara - Cuando escribo la palabra Madrid me doy cuenta que su significado es diferente en el discurso nacionalista - significa el demonio, el mal - y yo soy visto, por tanto, como uno de los pequeños esbirros de ese mal, supongo… Pero nada más lejos, soy un gran admirador de Cataluña, de su talento artístico y de sus tierras y su gente. Mi próximo proyecto se encuadra allí precisamente y el futuro restaurante que abriremos en noviembre es mi mayor ilusión. Nacionalistas, no me metáis entre los enemigos de Cataluña, junto a Forges, González, Gabilondo o ahora Obama; porque soy amigo, muy amigo. Mi padre, que vivió en Reus y hablaba y leía catalán, me obligaba a leer a Josep Pla; que, según entiendo, también sería uno de esos enemigos de la patria catalana de hoy, cuando decía: "La historia romántica es una historia falsa”, “¿Tendremos algún día en Cataluña una auténtica y objetiva historia?, ¿tendremos una Historia que no contenga las memeces de las historias puramente románticas que van saliendo?(SIC)


3. If aint broken, don´t fix it. Si no se ha roto la relación, no la destruyamos. Cataluña y el resto de España mantienen todos los días relaciones comerciales, financieras, legales, políticas y amorosas con las que no debemos jugar. Podemos mejorar juntos y necesitamos a los catalanes para mejorar España, la de todos. Sin catalanes no vamos a ninguna parte
     Yo aún diría más; si el 32% de catalanes independentistas que según las mejores encuestas votarán por la independencia el día 27S, consiguen independizarse y separar de España también al otro 78% de votantes catalanes, que o bien votó a partidos que no apoyan la independencia, o no votó en absoluto; la destrucción no solo será del concepto de España, sino del concepto de Europa (que se llama UNIÓN Europea), se abrirían nuevos egoísmos localistas, regiones de Francia, Italia, Alemania o Bélgica iniciarían este proceso lamentable que es precisamente el que quiso evitar la Unión Europea cuando fue creada, tras la tremenda (y muy nacionalista) II Guerra Mundial.


4. Los catalanes sabios deberían detectar el truco nacionalista. Lo han dicho muchos, pero, como dice el anuncio, “permítanme que insista”: Todo este movimiento de orgullo propio, que está latente en el corazón de muchos los catalanes (y de vascos y de andaluces, de cualquier español) desde décadas, esa sensación natural de que tu área de confort es mejor que las de los demás; ha sido explotado hasta la nausea por unos líderes políticos básicamente perdedores: Más, hijo político de un monstruo como Pujol (corrupto, pero monstruo político), es incapaz de mantener el statu quo para Cataluña que Pujol consiguió. Junqueras, un ave fénix de un partido destruido e irrelevante, que ha sabido vampirizar a otros sin ganar jamás unas elecciones, excepto las de su pueblo San Vicent dels Horts. Han sido capaces de ocultar sus culpas en otros más vírgenes y guapos. Todo este andamio parece diseñado en su totalidad por su agencia de publicidad. Seguro que no me equivoco mucho No en vano en Cataluña están los mejores publicitarios de España.
Que todo esto está muy manipulado, lo notan los votantes inteligentes de Junts, aunque les apetezca soñar con la Arcadia.


Por todo esto: porque me afecta, porque os quiero, porque no es necesario y porque os necesitamos y nos necesitáis, yo pido a los catalanes inteligentes que se animen a votar por un partido que ayude a cambiar las cosas, que cambie España. Que saque a los fariseos que nos gobiernan en Barcelona y en Madrid de sus poltronas y que nos acerquen, que no nos alejen más, cual sea ese partido me da igual

Una abraçada a tots…
y una canción que nos empiece a unir un poquito: Silvia Pérez Cruz, tan catalana, cantando así, tan española …, música única del poema de Miguel Hernández a su amigo Ramón Sigé… https://www.youtube.com/watch?v=aB98Fygo6Og


Gracias por leer y escuchar hasta aquí.



Ángel Riesgo. 15 de septiembre de 2015.

jueves, 28 de abril de 2011

Dame publicidad

La gente de mi generación, casi todos los nacidos en la segunda mitad del siglo XX, hemos sentido que la publicidad es algo forma parte de nuestra vida, pero que también que interrumpe nuestros ratos de ocio, nos agobia con mensajes que no deseamos y nos pide sin parar que hagamos cosas, que compremos o que miremos algo. Yo llevo más de 25 años trabajando en publicidad y también tengo esa sensación personal.

Es hora de reconocerlo, los publicitarios y las marcas hemos abusado mucho presionando a la sociedad con mensajes de todo tipo, somos unos plomos, al menos lo hemos sido. Fíjense hasta que punto hemos llegado con nuestra presión al ciudadano, al que nosotros llamamos consumidor, que hablamos entre nosotros de hacer campañas 360 grados, campañas que alcanzan al intrépido ser humano vaya donde vaya, no hay descanso, no hay piedad. Las unidades de medida de nuestro éxito eran la cobertura, la frecuencia, el impacto, la saturación. La búsqueda de acceso a las personas nos ha llevado a degradar ese acceso.

Seamos realistas, esto ya no funciona, o al menos funciona algo pero, el consumidor moderno sale a la calle o se sienta en su sillón bien protegido de nuestros ataques, desconecta mentalmente del río de anuncios de la tele aunque estén a más volumen, aunque griten más. Llevamos décadas pidiendo a la gente que haga cosas, ha llegado el final de la era de la imposición, las herramientas que hemos usado para construir marcas deben cambiar, ya no vamos a cambiar los hábitos del ciudadano si él no quiere, porque el ciudadano-consumidor ha aprendido a defenderse y además la tecnología le ayuda a hacerlo. Hemos vivido una etapa donde el poder de las marcas era ilimitado, pero hoy estamos entrando en la era del consumidor. Él va a decidir a partir de ahora qué compra y a quién, no va a ser suficiente con la “Proposición Única de Venta” que predicaba Roser Reeves en la vieja agencia de publicidad Ted Bates donde trabajé en los primeros años 80, insistir ya no es suficiente, es necesario persuadir y vincular.

¿Hemos matado a la gallina de los huevos de oro de la publicidad?, ¿el ciudadano nos ha dado la espalda? No, no es así, vamos a seguir peleando por hacer más deseables las marcas para las que trabajamos, pero lo vamos a hacer de otra manera, menos coercitiva, mucho más vinculadora y además con la complicidad del ciudadano. No conseguiremos nada si nuestro consumidor no quiere, los mensajes publicitarios van a ser cada vez más empáticos y menos impositivos.

La evolución de los medios de comunicación tiene una aceleración exponencial. En los 50 años que yo he vivido ha cambiado más que en los dos anteriores milenios, pero, sorprendentemente, en los últimos diez años se ha ido acelerando el cambio hasta poder afirmar que hoy ese cambio en la evolución de los medios es permanente.

La tecnología ha cambiado la forma de comunicarnos de forma tan importante que para los que trabajamos en la comunicación lo aprendido en nuestros comienzos nos sirve de bien poco, que el medio con más audiencia del país sea Facebook y la TV más vista a diario sea You Tube, que en mi movil tenga más de 10 formas distintas de mandar un mensaje y que la inmediatez haya acercado nuestras vidas a la ubiquidad; son cosas con las que vivimos casi sin percatarnos, pero las vivimos intensamente. Si en esta bacanal de comunicación en la que estamos inmersos alguien piensa que los dóciles españolitos se van a sentar relajados frente al televisor a escuchar nuestros mensajes sin distraerse, es que no conoce cómo se comporta la gente; la gente ahora hace más cosas, porque puede y porque quiere.

Al ser humano le encanta comunicarse, la historia del progreso es la historia de la comunicación; al principio solo podíamos hacerlo uno con otro; más tarde la imprenta ayudó a comunicarse desde uno a muchos, luego al emisión de señales de radio y televisión permitieron la comunicación de masas, desde un emisor a todos o casi todos. La llegada de Internet supuso la democratización de la información, Google nos regaló las respuestas pero solo era el preludio de algo mucho más grande, la llegada de las llamadas redes sociales, la intercomunicación de todos con todos, instantáneamente y con mil posibles opciones. Si la gente puede estar en contacto permanente entre ellos, compartiendo, ¿por qué va a escuchar nuestros mensajes?, sólo por un motivo, porque quiera y lo desee, nadie se lo va a imponer, nunca más.

Bienvenidos a la era de la publicidad deseada, de la que la gente disfruta, de la que la gente busca, comparte, juega con ella. ¿Es esto posible? Lo es; déjenme llamarla Publicidad Social, no porque su objetivo sea el bien común, sino porque es la gente la que será nuestro cómplice en su difusión.

Quizás ustedes conocen la teoría de los seis grados de Kevin Bacon. Ese actor secundario de Hollywood nunca hizo un papel estelar, pero alcanzó muchísima fama por la teoría enunciada por varios estudiantes de la Universidad de Virginia en Estados Unidos que afirmaba que Bacon tenía un hasta un máximo de seis grados de relación con cualquier otro actor del mundo. Así era, de hecho existe una página muy curiosa en Internet www.oracleofbacon.org que lo demuestra.

De esta teoría, que era un puro divertimento, se construyó una verdadera teoría de redes humanas, llegándose a la conclusión que entre dos humanos cualquiera, un pastor en Siberia y un industrial australiano, solo habrá, como máximo, seis grados de separación en sus relaciones. Llevar esta teoría la realidad nos puede permitir utilizar esta red humana a los que estamos interesados en difundir un mensaje y hacerlo con un menor coste y una mayor credibilidad.

Cualquier investigación sobre las instituciones con la credibilidad y confianza que generan, nos indica el declive de la mayoría de ellas; desde la Iglesia, los políticos, hasta los medios y también la publicidad, generan una confianza decreciente en los ciudadanos, sin embargo la confianza aumenta en las personas del círculo cercano, o no tan cercano. Hoy confiamos más en un comentario en Internet sobre un restaurante que en el anuncio del propio restaurante, la gente se fía más de su familia, de la recomendación de amigos o de sus “amigos” de Facebook. Aquí está el gran reto de la publicidad de esta segunda década del siglo XXI, pongamos a la gente de nuestro lado, vinculémosla con nuestro mensaje y consigamos que lo difunda. El ciudadano no será ya el final de nuestra comunicación, será el principio.

En 2009 la agencia que dirijo consiguió que la promoción del turismo de las Islas Canarias tuviera como cómplice principal al los propios ciudadanos canarios, creándose un vínculo emocional entre la primera industria de las Islas y un gran grupo de voluntarios que desinteresadamente habló de su tierra y sus bondades en Internet, se comunicó con los europeos y consiguió movilizarse para ayudar a las Islas en unos momentos de aguda crisis económica. Estábamos haciendo historia, y hoy los voluntarios canarios han recibido el reconocimiento del mundo del turismo y de la publicidad, con premios en tres continentes y con un éxito aún mayor: romper la tendencia decreciente del turismo en las Islas y hacerlas un destino más atractivo para los europeos. Esto es creatividad social, hecha para la gente y apoyándose en su complicidad.

La comunicación publicitaria se encuentra ante el mayor reto de sus historia desde el invento de la televisión, no ha sido Internet, ni la invención del móvil, son las redes sociales las que realmente nos han cambiado el paradigma. La gente se comunica más que nunca y nosotros hemos de aprovechar esa oportunidad, con la complicidad de los ciudadanos y también de los medios tradicionales que ahora tendrán una función fundamental en arrancar el interés del consumidor. En comenzar el movimiento.

El otro gran reto de la publicidad en esta era de la hipercomunicación es aquel que siempre hemos tenido, ganar el interés y la preferencia del consumidor; pero ahora se produce en un entorno en el que el desarrollo de las marcas blancas, los efectos del racionalismo implantado por Mercadona y otros en el mercado ponen en serias dificultades a las marcas que dependen del supermercado para su comercialización. ¿Imaginan un mercado en el que su principal cliente es al mismo tiempo su principal competidor? Añadan a esto que cualquier innovación que usted haga en su producto será imitada por su cliente/competidor en meses y que además conocerá con precisión sus planes de marketing, sus estrategias de precio y decidirá además la ubicación de sus productos en un supermercado que le pertenece. No, no es una pesadilla, es el modelo de distribución que Mercadona ha implantado; en cualquier otro mercado esta práctica sería prohibida por el regulador de la competencia, pero en este caso, las cadenas de supermercados se han erigido en los supuestos aliados del Gobierno en el control de la inflación, eso permite estas prácticas dominantes que no benefician al conjunto aunque pueda parecerlo.

Ante estos hechos, ¿Qué pueden hacer las marcas? Solo dos cosas, claudicar y dejar de ser marcas para convertirse en productos, en productos Hacendado; o trabajar en el único territorio que les diferenciará de la marca de la distribución, trabajar en la emoción, en los sentimientos de que su producto sea para el que lo consume un simple refresco o un yogurt, sino un estilo de vida, con un significado adicional. La emoción es lo que diferencia los productos y los convierte en marcas, el único camino para que los fabricantes españoles, de alimentación, bebidas, detergentes o cosméticos puedan competir. Pocos sustituyen su Coca Cola por la Cola Hacendado por un motivo de precio o por una preferencia natural, existen productos que transcienden a su contenido y son mucho más para el consumidor: Nescafe, Cola Cao, Danone, Coca Cola o Gallina Blanca no pueden faltar en un lineal, estos y otros productos y marcas nos alejan de esa sensación de estar viviendo en el Moscú de 1980, de la mono-marca Hacendado, y nos recuerdan que la libertad de elegir es uno de los privilegios de la sociedad moderna, pidamos que nos lo permitan.

Complicidad, emocionalidad y creatividad social son los nuevos caminos que los publicitarios tenemos para aproximarnos un consumidor cada vez más experto y conocedor de los productos pero también cada vez más apasionado por las marcas. Visiten, si no lo creen, uno de los muchos Outlets de marcas de lujo a precios económicos que proliferan en los alrededores de las grandes ciudades españolas, miles de personas se esfuerzan por encontrar esa marca que les diferencia, les hace más felices y les aporta mucho más que el tejido o la piel con la que los fabricaron. Si la búsqueda de la felicidad es el fin último de los ciudadanos de países como el nuestro, las marcas tienen su aportación, no tan modesta, a esa felicidad. Disfrútenla.

Ángel Riesgo

Un extracto de este post fue publicado por la revista TIEMPO, el 8 de abril de 2011

jueves, 27 de enero de 2011

ULISES, ORFEO Y LAS SIRENAS (de anunciantes, agencias y medios)

ULISES, ORFEO Y LAS SIRENAS (de anunciantes, agencias y medios)

La crisis está siendo una verdadera Odisea. Lo que podría ser una frase hecha y tópica, empieza a ser literal; como los viajes de Ulises de vuelta de la guerra de Troya a su lejana Ítaca, los problemas se complican, los tiempos se alargan y son muchos los muertos y heridos. Demasiados.

Los rigores de estos tiempos nos están trayendo un problema adicional, los comerciantes, las sirenas de nuestra novela épica actual están ganando la partida a los conceptos y la construcción de marcas, las agencias y los anunciantes nos hayamos rodeados de dos legiones de sirenas: los medios con sus poderosos recursos comerciales y su música tentadora de GRP´s devaluados y sus canciones seductoras de impacto y presión. Por el otro están esas otras sirenas menos sexys pero mÁs poderosas, las cadenas de distribución a cuya música ni Ulises atado al palo mayor podría resistir. Su canción dice “o cedes o no estarás” y esa es una buena letra.

En suma que con tantas sirenas los anunciantes, los ulises del siglo XXI, tienen fuertes tentaciones y no sé yo si volverán finalmente a Ítaca.

Y mientras tanto, las agencias creativas ¿qué papel jugamos en esta odisea? Me parece que somos una especie de castrati porque me temo que no sabemos hacer el papel que nos toca que es el de Orfeo.

Los castrati, aquellos jóvenes amputados, son como las agencias que fuimos castradas de los medios y alejadas de ellos, esto puede que nos haga menos relevantes ante el anunciante que cada vez más prefiere el volumen al talento; pero lo que sí se nos permite, como a los castrati, es cantar mejor, con más libertad, con mejores tonos altos, con más ideas. Porque ya no estamos condicionados por nada, ni por los medios, ni por la producción, somos más libres que nunca para dar un consejo neutral.

Orfeo sí consiguió que sus marineros no cayeran en la tentación de las sirenas, lo consiguió tocando una música aún más bella que la de aquellas sirenas mediterráneas, algo así deberemos hacer las agencias, convencer de nuestra propuesta: la de sustituir contenidos (de cualquier tipo) por presión en medios; es una idea inteligente. Nosotros sabemos que lo es, pero nuestra música tiene menos volumen que la de los medios y sus agencias aliadas (las de medios, claro).

Sabemos que el futuro del presupuesto de los anunciantes es ir sustituyendo contenidos por continentes, ideas por medios. Si no hacemos el esfuerzo de dejar clara nuestra música y de verdad apostar por la neutralidad, apostar por la credibilidad y por tanto apostar por la gente, por lo que los consumidores quieren y adaptar nuestro oficio a ello, nuestra música sonará a ruido y los anunciantes seguirán prefiriendo volumen a calidad.

El mayor drama de este año 2010, con toda su crisis de mercados, de consumo y de contenidos es el enorme éxito de las televisiones privadas, que han conseguido hacerse con una mayor cuota del pastel en su año de peores audiencias, que han convencido al anunciante que la gran apuesta no era Internet, ni la creatividad, ni ningún otro medio; la gran opción ha sido mantener la presión en Televisión aún con un 20% de la audiencia viendo la TVE “sinpubli”. Triste año, triste resultado, pero seguimos trabajando en cambiar actitudes, en ayudar a los anunciantes a conseguir llegar a Ítaca con Penélope y no dejarse enredar en cantos de sirenas.

Ángel Riesgo

Enero2011

para la revista IP Mark

martes, 9 de noviembre de 2010

El papel aguanta lo que le eches y asi nos ha ido...

Cuando estalló la crisis financiera en EE.UU., se comentaba lo siguiente respecto a los balances contables de la banca norteamericana: "AT THE LEFT, THERE'S NOTHING RIGHT... AND AT THE RIGHT, THERE'S NOTHING LEFT" Recogido por Marcos en su página de Facebook.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Hoy en la entrevista a Felipe Gonzalez en el Diario El País

La entrevista entera es muy interesante: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Tuve/decidir/volaba/cupula/ETA/Dije/hice/correcto/elpepusocdmg/20101107elpdmgrep_2/Tes Pero hay un momento que habla sobre el l iderazgo y marca dos claves del líder, ese es el elemento diferenciador y me ha parecido muy interesante y revelador: ¿Cuál es el misterio del liderazgo en general, no solo en política? Hay algunas características fundamentales: Una, no puede ser líder quien no tiene capacidad, y/o sensibilidad, para hacerse cargo del estado de ánimo de los otros. Si no te haces cargo del estado de ánimo del otro, el otro no te siente próximo, siente que no lo comprendes y no te acepta como líder. Dos: no hay liderazgo si no cambias el estado de ánimo de los demás, de negativo a positivo o de positivo a más positivo, lo que comporta creer de verdad en el proyecto que ofreces, creer de la manera menos mercenaria posible porque te da más fuerza. Empatía y motivación, eso es liderazgo. Brillante. Ojalá no caigamos en politizar este post.

martes, 2 de noviembre de 2010

Sueña, Imagina, Haz

Dice Juan José Millás que las mejores creaciones parten de un sueño y los estados intermedios entre el sueño y la vigilia son excelentes para tener ideas. A mí también me ocurre, ese estado previo al sueño y posterior a él, cuando rezongas unos minuto en la cama, ponen mi mente en un estado único para la resolución de problemas o incluso para alguna buena idea; el problema suele ser conservarlas, anotarlas, no perderlas con la ducha tonificante o con el café del desayuno.

Cuando comencé a trabajar en publicidad disfruté mucho con un librito sobre el tema, se llama “How to produce Ideas”, está escrito por un viejo creativo de la BBDO llamado James Webb Young y prologado por Bill Bernbach, el fundador de DDB, mi actual agencia.

El autor desarrolla una teoría sobre la construcción de las ideas creativas que siempre me ha acompañado en mi trabajo y aunque mi función nunca ha sido la creación de campañas, la he usado mucho en mi trabajo de consultoría o incluso en la dirección de la agencia, ambos son o han de ser trabajos altamente creativos. La teoría es simple: una idea creativa parte de dos elementos existentes, de dos hechos o ideas de otros que se cruzan formando algo nuevo que aporta valor, notoriedad o vinculación a favor de nuestra marca. El cruce de esas dos ideas o elementos no es sencillo y Webb recomienda que cuando los rayos no se cruzan y no conseguimos llegar a la idea redonda, hagamos algo elemental: durmamos. Durmamos la idea y en el sueño o tras él, los elementos se ligarán y nuestra cabeza aportará esa idea que se nos escapaba, esa que no acababa de salir. Muchos creativos me han confirmado que esto les ha ocurrido, aún sin buscarlo. Webb afirmaba que si se hace de una manera deliberada el ejercicio funciona, yo lo confirmo en la modesta cuota de creatividad que debo aportar a mi trabajo.

En un artículo excelente del New Yorker titulado “In the air”, el periodista y sociólogo canadiense Malcom Gladwell, profundiza sobre la abundancia de las ideas y las muchas que se pierden. La ciencia está llena de ideas que surgen en paralelo en varias personas a la vez, unas las convierten en algo, la mayoría no.

El artículo de Gladwell habla de una compañía llamada Intelectual Ventures que se dedica a generar nuevas ideas para que otras compañías a las que venden sus licencias las desarrollen. Esta compañía consigue poner en valor sus ideas, produce más de 500 patentes anuales, al autor le parecen muchas, a mí no tantas, trabajo en una agencia de publicidad.

Las buenas agencias de publicidad somos como Intelectual Ventures, pero nuestras ideas no son valoradas ni patentadas, las regalamos o en el mejor de los casos las aportamos a los clientes midiéndolas por horas dedicadas por el creativo. El valor de las ideas en la publicidad es muy bajo, las agencias han renunciado a ponerlas en valor y pedir más por las mejores. Una agencia buena y una menos buena cuestan lo mismo pero no aportan lo mismo, la idea publicitaria por saturación se ha convertido en un comodity, el valor que le puede generar al cliente es a veces minimizado y siempre hoy en día remunerado de forma deficiente.

Hoy la idea grande, la que cambia el rumbo de una marca es más fácilmente detectable que nunca, durante años la buena publicidad iba sumergida en excelente ejecución que ayudaba a hacer grande la idea aunque esta fuera relativamente débil; hoy la democratización de la tecnología y de la información permite el acceso a una buena producción a casi cualquiera, ahora las ideas son lo difícil, no su ejecución y las ideas sencillas, evidentes, las que te producen al verlas un doble sentimiento: primero eso de: ¿Cómo es que no se le había ocurrido esto a nadie antes? Y luego ese aún más demoledor de: ¿Cómo no había pensado esto yo?

Los tiempos que vivimos no son fáciles, hace poco mi amigo y compañero Pablo Vázquez me recordaba cómo empezaba la novela “Historia de dos Ciudades” de Charles Dickens:

"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación"

No puede haber una descripción mejor del momento en el que vivimos, las ideas nos harán grandes y libres, no lo dudemos, esa es y será la medicina que nos curará de las enfermedades que vivimos en este momento, esos males fruto de haber menospreciado nuestro verdadero valor, las grandes ideas, las que cambian cosas, las que puede que abunden pero son tan escasas de aplicar.

Ángel Riesgo, Presidente de DDB España para IpMark

25 de Octubre de 2010

Creatividad y Eficacia

Tras la última gran fiesta publicitaria del año, los Premios Eficacia, que otorga la profesión, es buen momento de recapitular, de observar lo nuevo, de medir que es bueno y que no, de trazar caminos que puedan hacer progresar a esta industria de la comunicación publicitaria que tan mutante anda últimamente.

Para realizar un análisis es bueno describir siempre los tópicos básicos, los que damos por hipótesis de partida, los que son fe. Hay dos que sobresalen sobre los demás:

"La clave de la publicidad son las ideas".

"El objetivo de la publicidad es la eficacia".

Si en las próximas líneas rechazo estos axiomas, me van a echar de esta iglesia... Aún así, me voy a arriesgar.

¿A qué nos dedicamos en esto de la comunicación publicitaria?

"A cambiar la opinión de la gente". Bueno, como los periodistas, como los políticos, como los psiquiatras, como las religiones, como todo el mundo. Esta definición no es suficiente.

"A diferenciar una marca de las demás", "A predisponer a la venta", "A que la gente quiera comprar nuestro producto más veces, más caro y sean más felices de hacerlo", "A construir reputaciones”. Releo y ninguna definición es perfecta, intentaré pensar en lo que desde luego no es nuestro fin: “Hacer que los clientes estén contentos”, “Hacer campañas más creativas”, “Vender más”, “Ganar más premios”, “Forrarnos”…

Estos no son los fines, pueden ser los medios o los resultados de nuestro trabajo junto a otros elementos pero nuestro modesto trabajo en la cadena de valor raramente convierte ideas en ventas directas, no en el mundo actual.

Me conformo con predisponer, inducir, acercar, reputar (¿palabro?), pues se trata de “influir a través de la innovación”.

Por desgracia en estos tiempos del cólera que vivimos a veces nos conformamos con una buena idea y un cliente contento; bueno los dos juntos son un sueño y eso mismo es lo que es un Premio a la Eficacia: una buena idea, un efecto beneficioso para la marca y un cliente feliz. No hay otro premio que haga más felices a los clientes, así lo indica un reciente estudio de Grupo Consultores entre los anunciantes españoles.

Todos los premios y reconocimientos del palmarés de los Premios Eficacia que se recogieron el pasado día 16 de Octubre en una estupenda gala, tienen una gran idea detrás; los premios a la eficacia son sin duda hoy un festival creativo, un reconocimiento a las ideas que hicieron cambiar opiniones, un premio a la influencia. Sin embargo, entre los más de 2.000 asistentes faltaban aún creativos. Quiero decir que faltaban los creativos oficiales de las agencias, porque en la sala había cientos y cientos de creativos publicitarios que trabajan en departamentos de estrategia, de cuentas, de dirección o de medios. Había cientos de anunciantes que querían y creían y aprobaban la creatividad audaz; porque todos los casos premiados, todos, tenían dos cosas en común: Eran audaces y eran trabajos integrados. Eran creatividad del futuro que ya hoy es el presente, a pesar de los nostálgicos, de los aficionados al cine corto y de los miopes; las categorías se han roto, ya no hay televisión, prensa e Internet, hay campañas integradas, convergentes, ya no hay acciones “out of the box”, las ideas se han salido de la caja, y el que sigua metido dentro tiene un problema.

Esto que vimos es la nueva creatividad, y algunos creativos se la han perdido, las coincidencias con los reconocimientos de los certámenes creativos son muchas, pero hay algunas ausencias ¿Dónde están los grandes premios españoles de Digital o algunos Soles de Oro de televisión?, ¿Olvidaron presentarlos a los Premios Eficacia?, caramba, ¿Qué pasó?

Una de las circunstancias que estamos viviendo en esta era convulsa es la muerte del arte y ensayo, ¿Recuerdan aquellas películas en los 70 y 80?, desaparecieron en el cine y en la publicidad está ocurriendo lo mismo, los jurados poco a poco van acabando con las mentiras instaladas, eso es bueno y prevalece la verdad.

Deberíamos hacer una Supercopa, como en el futbol. Esta publicación podría hacer el ejercicio, ¿Qué campañas han sido galardonadas en los dos grandes certámenes de España, El Sol y Eficacia?, son algunas pero es importante recordarlas, ahí está el gran trabajo del año, la suma de metales, la Supercopa. Las que solo ganaron en uno, habrá que pensar por qué, las que solo se presentaron a uno de los dos, tienen gato encerrado, ¿no?

No quería terminar este artículo sin unos minutos de publicidad, la agencia que dirijo, DDB España, ganó este año dos de los Grandes Premios en El Sol y el reconocimiento de Agencia del Año en los Premios Eficacia, esto nos hace muy felices, a nuestros clientes también.

Ángel Riesgo, Presidente DDB España, para El Periódico de la Publicidad.

23 de octubre de 2010

martes, 20 de julio de 2010

Me entrevistan en marketingdirecto.com

“Algunos siguen en el debate estéril de Facebook si o Facebook no”, A. Riesgo

¿Qué significa Facebook para el sector publicitario español?: Ángel Riesgo, DDB Madrid

Facebook es imprescindible hoy para cualquier marca en una estrategia de vinculación con sus clientes. Un estudio en EEUU realizado por Syncapse Corp. nos ha indicado que el valor medio de un “Fan de Marca” en Facebook (el que se ha marcado con el iconito de “Me Gusta”, “I like”) es de 137 US$, esa media es variable según las marcas, llegando a 260 US$ en McDonald’s y siendo solo de 84 US$ para Blackberry. Estamos hablando de valor en conversión en ventas, no en teorías interpretables.

En todo caso la “oreja” de escucha que supone Facebook y la gran idea de afinidad que supone su “I Like”, son una herramienta que no podíamos ni siquiera soñar hace muy poco tiempo.

Si hoy alguna marca puede ignorar un medio con más de 10 millones de usuarios registrados en España, que se duplican anualmente, que están segmentados y con el que tienen muy alta afinidad y tiempo de consumo, es que esa marca no vive en este mundo.

Las oportunidades son enormes y solo nuestra miopía puede ignorarlas o minimizarlas. El problema es que estamos inventando entre todos su uso eficiente, algunos ya hemos avanzado mucho otros siguen en el debate estéril de Facebook si o Facebook no.

EN DDB pensamos que las campañas que aspiran a conseguir afinidades intensas no pueden más que contar con este medio. Aquí la creatividad tiene un nuevo reto, pero es que nuestro trabajo son los retos de nuestros clientes.

miércoles, 23 de junio de 2010

Mudo

Llevo dos meses mudo. Mudo aquí, porque fuera no paro de hablar. Han sido dos meses agitados o removidos como prefiere 007. Movidos o agitados pero extraordinarios. El oficio de la publicidad puede ser a veces complicado, injusto, ligero, hasta insano, pero sin embargo, aburrirse no es posible. Este trabajo es solo para optimistas, optimistas enfermizos que les preguntas hoy, 24 de junio de 2010: "¿cómo va la crisis?" y respondemos: "¿que crisis?", nos nos da tiempo a estar atentos de tonterías externas, estamos a lo que estamos: sacar un negocio complicado, siempre, con o sin crisis, al tiempo que empujamos el negocio de nuestros clientes. Nuestro negocio va bien si el de nuestros clientes mejora, así que nuestra crisis es la crisis que tengan, o que perciban, nuestros clientes y sus marcas. En España, en los últimos dos años, han aumentado un 23% las crisis empresariales que han llevado a una suspensión de pagos. Dicho desde el punto de vista de un publicitario optimista, el 75% de los fracasos no son debidos a la crisis sino a la mala gestión de los empresarios, quizás al bloqueo de su marketing o a problemas anteriores que no han conseguido resolver. así lo veo yo. La crisis es uno más de los problemas de esta industria, no es el único, no nos hagamos trampas en el solitario, gestionemos bien, nuestro negocio y el que nos delegan nuestros clientes, es nuestro trabajo, con o sin crisis. Basta ya de lloriqueos y a venga, a empujar todos.

sábado, 1 de mayo de 2010

El uso de Internet

A veces dudamos de la capacidad publicitari de Internet, a veces la creatividad no solo eta en la pieza, sino en el uso del medio, por eso no debemos malograrlo dejandolo en manos de planificadores de medios, la inservión es un trabajo creativo, vean si no este ejemplo del uso de Vimeo (un You Tube pata negra) como parte de la publicidad. ¿la cultura de las agencias de medios puede permitir hacer este tipo de cosas?, ¿saben (pueden) las agencias de comunicación publicitaria dar el paso y entrar en el medio?... Pincha en la foto...

martes, 30 de marzo de 2010

Alguien recopiló 10 citas de Steve Jobs, mi heroe...

10 Quotes from Steve Jobs: · “A lot of companies have chosen to downsize, and maybe that was the right thing for them. We chose a different path. Our belief was that if we kept putting great products in front of customers, they would continue to open their wallets.” · “Be a yardstick of quality. Some people aren't used to an environment where excellence is expected.” · “Design is not just what it looks like and feels like. Design is how it works.” · “I think we're having fun. I think our customers really like our products. And we're always trying to do better.” · “I want to put a ding in the universe.” · “Innovation distinguishes between a leader and a follower.” · “Sometimes when you innovate, you make mistakes. It is best to admit them quickly, and get on with improving your other innovations.” · “To turn really interesting ideas and fledgling technologies into a company that can continue to innovate for years, it requires a lot of disciplines.” · “Why join the navy if you can be a pirate?” · “You can't just ask customers what they want and then try to give that to them. By the time you get it built, they'll want something new.”

lunes, 8 de marzo de 2010

www.estosololoarreglamosentretodos.com

Las crisis son individuales, las causas son colectivas. Que hay un problema económico en el mundo, es indudable; que España lo sufre más que otros países más ricos, es habitual; que la solución está en los ciudadanos y en las empresas, es evidente. Mi tío, Julio Alcaide, sabio economista, tras haber dedicado su vida a evaluar el PIB de España, dijo una frase: "El día que muera, como he sido un buen cristiano espero ir al cielo, si es así, lo primero que le preguntaré a Dios es cuál es el PIB real de España". Cualquier estimación es incorrecta. La realidad es otra. Pero está claro que saldremos de la recesión cuando salgan las empresas y los ciudadanos. La verdadera economía es la Micro-economía, la que genera riqueza cada día. La Macro-economía de la que ahora parece saber todo el mundo, es solo la agregación de las economías de las empresas y las personas. Estas son las que han de empujar, con creatividad y con esfuerzo. ¿Nos ponemos todos a empujar? Adelante... Me gusta la idea, me gusta la campaña, me apetece esta movilización. Ojalá no hubiera malvados destructivos y sectarios que quieren destruir sus efectos. El optimismo es el inicio de la recuperación. Adelante...

sábado, 13 de febrero de 2010

La SED

Es buena!

sábado, 6 de febrero de 2010

MI AMIGO OSCAR BILBAO Y SUS HEREDEROS DE ROWAN HAN ESCRITO UN MANIFIESTO AL QUE LLAMAN DELICATESSEN Y LO ES... GRACIAS!

El “mundo viejuno” nos acecha. Y para conjurarlo no basta con ponerse bambas y camisetas molonas o llevar gafas de pasta. El lastre es demasiado pesado y sale de muy adentro, El mal está muy enquistado y no sirve poner paños calientes o hacer un banner en formato “pop up”. No busquemos culpables de la situación en la que se encuentran agencias y comunicación, o agencias de comunicación. Recuerda a Doryan Grey y su espejo. He llegado el momento de cortar por lo sano, de separar la carne putrefacta, de quitar lo que no sirve y de quedarse con lo que de verdad importa, de olvidarse de descuentos, rápeles y comisiones, de recuperar nuestra esencia y nuestra razón de ser. Porque lo nuestro son la estrategia y la creatividad, la estrategia creativa y la creatividad estratégica. Y nada más. Porque primero están las ideas y después vienen los formatos. Porque ya no se puede pensar en televisión o en gráfica o en redes sociales. Porque primero hay qué pensar qué queremos decir y a quién. Y después vendrá el cómo y el dónde. Y habrá que hacerlo de manera notoria, diferente y, por supuesto, adecuada. Y eso es estrategia. Y eso es creatividad. Estrategia creativa y la creatividad estratégica. Porque sólo la creatividad nos hará libres. Libres de esas rencillas absurdas entre clientes y agencias, libres para trabajar mano a mano y de igual a igual con el anunciante, haciendo equipo, construyendo comunicación y relaciones sólidas basadas en el feeling y la profesionalidad, ajenas a “preséntame dos líneas diferentes, ampliando target y con la mitad de presupuesto… mañana a primera hora” Relaciones cimentadas en el respeto, la confianza y los resultados. No en concursos indiscriminados y no remunerados, sino en el valor del trabajo hecho para otros y para él mismo, en la reputación de la agencia, en su orgullo por el trabajo bien hecho. Libres para trabajar con los mejores, con los que tienen mucho que enseñar, dentro y fuera de la agencia. Para saber que nuestro trabajo puede, y debe, ser mejorado. Para hacer equipo con los mejores fotógrafos, realizadores, impresores… sin que el arañar un 10% más en producción sea la “reason why” de cada campaña. Para funcionar, dentro y fuera, con clientes y colaboradores, no como una orquesta que nosotros dirigimos con mano férrea, sino como una banda de jazz en una inolvidable e irrepetible jam session en la que trabajamos para lucimiento del cliente y, por qué no, nuestro. Porque para eso también hemos de ser libres. Libres para liberarnos de vergüenzas, tabúes y falsas modestias, y tener claro que no vale con predicar, que hay que aplicarnos a nosotros lo que vendemos a nuestros clientes, que hay que dejarse ver, comunicar, arriesgar… Libres de llevar el peso de ser los más grandes para poder ser los mejores. De no poder competir con las multinacionales, de saber que ellas tampoco pueden competir contigo. De ser ligeros y rápidos. Y todo esto, amigo mío, no es de hoy. Comenzaban los años 80 y algunos de esos creativos, que con sus “boutiques creativas” nos llevaron al tercer puesto en la creatividad mundial fueron mucho menos viejunos que gran parte de las actitudes, miedos, recelos y vicios que hoy nos acechan.

viernes, 5 de febrero de 2010

El Sparring

A veces las agencias jugamos la partida equivocada, olvidamos que otros no hacen su trabajo con ilusión, con generosidad, con nobleza, sino con habilidad, con técnica con frialdad. En las agencias somos toros y deberíamos ser más zorros. La pelea por el éxito es nuestro karma, la ilusión de ganar no nos deja ver a veces las reglas del juego marcadas, lo equivocado del entusiasmo y la necesidad de cambiarlo por pragmatismo... Este grito de dolor y rabia tiene motivos complejos, lo vamos a llamar el efecto sparring...
Algunos clientes juegan el juego del deseo de manera sabia y también grotesca. Son como mujeres expertas dejadose querer por varones cegados por la testosterona, dándoles los capotazos justos, aprendiendo y divirtiéndose, pero quitándoselos de encima a tiempo, siempre antes de otorgar sus favores.
Este año los departamentos de marketing de algunos anunciantes han jugado al boxeo, su agencia "super-welter", estaba poco peleada, el fee, aunque magro, no se estaba justificando con las bajadas de actividad e inversiones, "estos chicos enseguida se relajan y eso no es bueno, van a engordar y solo nos faltaba...", lo mejor es convencerles que van a perder la cuenta, para que entrenen más, para que piensen más. Para eso necesitamos un sparring, o mejor muchos sparrings. ¡Convoquemos un concurso!, aprenderemos, viviremos lo que se cuece en el exterior, conoceremos gente y a lo mejor hasta nos dan ideas, pero lo que nunca querriamos es dejar a nuestra agencia, esto solo es un entrenamiento, un "review" dicen algunos más anglos... Es como un master gratuito, o casi. Esos sparrings tienen un defecto, o una virtud, y es que no saben que lo son, ellos se creen boxeadores, pero por muy poquitos euros (cuando se les paga) les han contratado de sparrings, aunque no se lo han contado, así entrenarán mejor. No me gustan los concursos con incumbente, si quieres cambiar de agencia, cambia, invita a otras, pero a la tuya ya la conoces, ¿no?, déjale la cuenta o despídela antes del concurso, eso son reglas justas. Lo otro es incertidumbre y sopecha. No me gusta entrenar a otros en mis carnes, aunque sean colegas... Disfruten con un ejemplo de las declaraciones de un anunciante a un medio del sector tras el entrenamiento ¿o era un concurso?. Esto se ha publicado hace menos de un mes:
“La marca necesita avanzar , no se debe a ningún tipo de incompatibilidad” y que están “muy satisfechos del trabajo de la agencia”. De los sparrings no se dice nada.

domingo, 24 de enero de 2010

Wanda la Valiente

HACE SIETE AÑOS MURIÓ UNA BUENA AMIGA, WANDA SANTOS, LOS QUE LA CONOCIERON LA RECUERDAN Y YO HOY, POR CIRCUNSTANCIAS, HE HABLADO DE ELLA Y HE BUSCADO EL EPITAFIO QUE ESCRIBÍ EN ANUNCIOS AQUEL AÑO 2003. WANDA LA VALIENTE SIEMPRE VIVIRÁ. HE BUSCADO UNA FOTO DE WANDITA PERO NO LA HE ENCONTRADO A LO MEJOR ALGUIEN ME LA PUEDE CONSEGUIR Nuestra amiga Wanda se ha ido, antes de casi todo, en lo mejor de la vida, el cáncer asesino nos la ha quitado, nos ha robado su energía, su sonrisa, su amistad, su profesionalidad, pero nunca nos robará su recuerdo.Hace dieciséis años le propusimos venir a trabajar a España, al Grupo Bates como Directora de Tesorería, ella trabajaba en el departamento financiero de FCB en Nueva York, era una propuesta arriesgada, dejaba su país, Madison Avenue, sus amigos, se vino a España sin más, solo pidió algo especial, quería tener un Alfa Romeo rojo, ¡qué poco pedía por lo mucho que nos dio a cambio!. No tenía nada especial que le atara a España pero cambió de vida y se hizo la más española de las norteamericanas, la más castiza de las puertorriqueñas, conocía y amaba Madrid y le gustaban nuestras costumbres, nuestra forma de vivir, le encantaba vivir. Wanda fue una gran amiga, de mucha gente, conocía a todos, practicaba la amistad y todos la queríamos, la queremos. Pero además era una gran profesional, auditora y economista, conoció y profundizó en el negocio publicitario, trabajó en Bates, en Consultores de Publicidad y en el Diario El Mundo y en los tres sitios generó energía, esa energía que derrochaba en su trabajo y en su vida, esa voz en los pasillos que solo escucharla nos animaba, nos hacía vivir más felices. Quiero recordar la imagen de Wanda llena de vida, motivando a sus amigos y compañeros, desarrollando su gran capacidad profesional, soñando con progresar y vivir. Si alguien me pregunta como es ser una mujer independiente siempre pensaré en Wanda, como supo hacer la vida mejor a los que con ella tuvimos la enorme suerte de convivir, ya no tendremos su energía, ni su amistad, ni su compañía, pero su recuerdo durará para siempre, fue un ejemplo de lucha, de tenacidad y de criterio, el teclado esta mojado de lagrimas y Wanda, la valiente se merecía mucho más, te querremos siempre. Ángel Riesgo 20 Abril 2003

sábado, 9 de enero de 2010

Mass es menos

Hace algunos meses dije en este blog que lo de quitarle la publicidad a TVE la publicidad era una enorme estupidez, que perjudicaría a sus promotores. Viendo hoy este chart de las audiencias del día 6 de Enero, puede que fuera profético... Migran las audiencias a TVE sin anuncios... Podemos estar contentos... Y los profesionales de la publicidad calladitos y colaborando.
¿Las cadenas privadas van a financiar su propio deceso?
¿Sacarán ahora lod e la competencia desleal?
Por una vez parece que fuimos profetas, yo hubiera preferido equivocarme.
Mientras tanto nuestro querido mass media cada vez es menos "mass".

martes, 5 de enero de 2010

Año Nuevo

Año nuevo, década nueva, esto no es más que una convención, una forma de contar el tiempo que podría ser otra, pero, es verdad, empieza un nuevo ejercicio, algunos dicen que en realidad es en Septiembre cuando empieza el curso, otros que hasta después de las rebajas de Enero no arranca el nuevo año económico, que mas da, aceptemos la convención. En estos tiempos en los que la economía va hacia abajo, los cambios de año son más sonados e importantes, se va el malvado 2009 y empieza la década de los "dieces", el 2010 nos trae esperanza, que es esa virtud teologal que siempre me ha paercido debil en el dogma, casi tanto como sus hermanas la fe y la caridad. siempre fui mas partidario de las virtudes cardinales: la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. Creo que estas cuatro ayudarán más en el 2010 que las tres anteriores. Para mi el año que empieza es una oportunidad para recordarme y recordaros que las crisis se arreglan generando riqueza y esta riqueza solo la producen las empresas y los emprendedores que generan valor en sus negocios o trabajos. Ni el Gobierno, ni los periodistas, ni las Asociaciones, ni nadie hará salir de la crisis al país, más que los ciudadanos, las empresas y los que son capaces de retar la suerte con negocios y acciones inteligentes.
Por eso yo me revelo contra la crisis, contra los predicadores periodísticos que buscan culpables, contra los gobernantes de pociones mágicas, hay que ponerse a trabajar de desde hoy en encontrarle los huecos a la crisis empujar y salir de ella.
No son los gobernantes, somos nosotros, cambiemos, solo hay que ponerse y yo me pongo a ello desde el primer dia del año, ¿vamos?

viernes, 1 de enero de 2010

La Muerte

Ayer por la noche vimos la muerte en directo. Televisión Española dejó de emitir publicidad a las 24 horas del 31 de Diciembre y desgraciadamente lo hizo mordiendo la mano de quien le dio de comer. Se despidió con la emisión de un anuncio diciendo adiós con escenas de múltiples anuncios al que siguió otro con ese bonito cncepto de “SinPubli”, abundando que ahora TVE no tendrá publicidad, “porque alguien lo quiere así… tú”. ¡Qué gran mentira!. Despues de más de 50 años TVE ha descubierto que la publicidad es mala, caramba.

Si TVE no tiene publicidad es porque la presión de las Televisiones Privadas sobre el Gobierno débil ha funcionado, al público nadie le ha preguntado que yo sepa. Empieza mal TVE su camino de “libertad e independencia” con este ataque a la publicidad, puede que vengan más, aunque no parece la forma de hablar de los profesionales de esa casa, quiero pensar que tampoco de su agencia, por eso parece más bien un mensaje enviado desde arriba, quizás desde demasiado arriba.

Pero yo como despedida sí quería agradecer a TVE por su gran trabajo a favor de la publicidad moderna, por haber hecho grande nuestra profesión. Quiero dar gracias a los profesionales que allí han trabajado y luchado desde un barco pesado y poco ágil, pero siempre profesional y buscando la calidad. Gracias.

También quería mostrar mi sorpresa por el silencio de toda una profesión, la mía, ante este caso. Con la excepción de los anunciantes que han luchado esta batalla hasta el final, mis colegas guardan silencio, las asociaciones de agencias y centrales de medios, se adhieren al trabajo de la Asociación de Anunciantes, pero guardan silencio. Me siento como un Pepito Grillo que molesta en este tema. Quizás yo tenía una visión romántica y ellos, mis colegas una más instrumental. Sin embargo mi opinión de que con la perdida de TVE como medio publicitario, perdemos todos, no me la puedo quitar de la cabeza, esperemos que me equivoque.

Les adjunto el clip de TVE sobre la desaparición de la Publicidad hoy y unas declaraciones del Señor Oliart en RNE.

Primer día sin publicidad en TVE

Oliart: Una TVE más centrada en el ciudadano (En Días Como Hoy)