sábado, 1 de septiembre de 2007

Agosto publicitario

Como cada verano los directivos de agencias, medios y anunciantes desaparecen en el octavo mes; algunos nos hacen creer que no hay trabajo y que es el único momento del año en que pueden tomar vacaciones pero no todos se marchan, algunos quedamos agazapados en un Madrid delicioso, la más bella ciudad del mundo es la nuestra en Agosto. Con otros emboscados disfrutamos del trabajo en un ambiente más reflexivo, más lento, menos perentorio. Así algunos saben que en Agosto se suelen hacer los mejores negocios, simplemente por ausencia de la competencia y por la disponibilidad de los que se quedan. Otro de los placeres de Agosto es la ausencia de políticos, Zapatero no está y Rajoy solo ha venido un día a la capital para pedir a Zapatero que volviera; después afortunadamente volvió a marcharse. Básicamente no pasa nada y lo que pasa es en su mayoría producto de las hipérboles creadas por las ansias de medrar de los becarios al mando de los medios. Sin embargo en García Carrión, el fabricante de Don Simón, ni los becarios ni los jefes tienen vacaciones; ningún verano dejan de intentar de pillar a contrapié a sus competidores, ya sea Pascual o Coca Cola y este año a pesar de la sentencia de Autocontrol, continúan explicándonos en sus campañas si Pascual refrigera o no refrigera sus zumos, en esa batalla mediática que tanto aburre ya. Yo de momento estoy confundido en el lineal del supermercado, veo a Don Simón sin frío y a Pascual con frio, que lío...no se cuál es el bueno y cuál es el malo. Por otro lado los chicos de la Revista El Jueves sí han hecho su Agosto, van a conseguir los impactos publicitarios más baratos de la historia, 7.200€ por una campaña de promoción mundial para su revista. Tengo enorme curiosidad por conocer los nuevos datos de audiencia y difusión de esta revista en las próximas olas de EGM y OJD, todo gracias a la torpeza de un fiscal y un juez o quizás al nerviosismo de algún político. En ambos casos Don Simón y el señor Fiscal deberían saber que los problemas suelen arreglarse mejor con silencio que con ruido, pero en ambos casos sin duda el estilo marca aunque con ello la marca pierda estilo. Angel Riesgo para el diario ABC 1 de septiembre de 2007

No hay comentarios: