domingo, 30 de diciembre de 2007

El marketing de la Iglesia católica

Hoy la Iglesia ha convocado una manifestación en Madrid, en favor de la familia según han explicado, pero también ha sido en contra del Gobierno, según hemos podido leer y escuchar en las noticias. Por cierto alguien ha mentido al dar la cifra de asistentes, los organizadores (La Conferencia Episcopal) ha cifrado la asistencia en 2.000.000 personas; el País en 160.000 y el www.manifestodromo.com, web que mide de forma independiente todas las manifestaciones, en una horquilla entre 85.000 y 170.000. Suponemos que quien miente no será la Conferencia la que mienta, es pecado mentir, aunque no es un pecado capital, ya saben... Lujuria, Gula, Avaricia, Pereza, Ira, Envidia y Soberbia. La mentira es un pecado menor, siempre me he preguntado por qué y siempre he pensado que hubiera sido bueno poner más enfasis en este cancer de la sociadad moderna que es la mentira... pero ese es otro tema, yo queria pensar un poco sobre el marketing de la Iglesia Católica. La Iglesia ha tenido históricamente un marketing de primer nivel, siempre ha trabajado el concepto, la promesa, el logo, el copy y la dirección de arte. La Vida eterna, la Cruz (que gran logotipo), El Greco o Boticcelli, Miguel Angel o San Juan de La Cruztodos han aportado enormemente a la persuasión necesaria. Conceptos como la fe son un hallazgo creativo de primerisimo orden, "cree y te salvarás", nada menos, si no crees no te salvas... ya se que detrás hay mucho más, que el tema es delicado, que podría ofender a algunos con el tono de este escrito, sin embargo no es esa mi intención, solo pretendo analizar el comportamiento de comunicación y persuasión de una organización terrenal, aunque con un objetivo divino. En los últimos años, decadas, siglos, la Iglesia ha perdido mucho del norte de aproximación a los ciudadanos, en los países más desarrollados la apostasía implicita es un hecho evidente, el problema es un inmenso problema de comunicación que en mi opinión tiene su razon de ser en el desarrollo de la medicina, dejenme que me explique... La prolongación de la vida es un gran éxito de la medicina, pero está siendo debastadora para la Iglesia, cuyos jerarcas, empezando por el Papa, tienen el trabajo de por vida, hasta la muerte, es decir hasta los 80 o 90 años. No hay ningún cardenal (ministro) de menos de 70 años. ¿Se imaginan un Gobierno así?. Todos al hacernos viejos nos volvemos más conservadores y más inflexibles, es imposible que una organización basada en la gerontocracia sobreviva en el tiempo y consiga atraer a jovenes e intelectuales. La medicina está matando a la Iglesia. ¿o no?

1 comentario:

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.