domingo, 29 de junio de 2008

El Cambio

Desde que empecé esta columna me propuse no hablar en ella de mí sino de mis pensamientos, no mencionar a mi empresa sino mi visión del mercado publicitario. Hoy voy a hacer justamente lo contrario.

Durante años la palabra “cambio” ha sido objeto de mis artículos y de mis pensamientos. La natural resistencia al cambio de los humanos se enfrenta en las empresas a la necesidad de cambiar las cosas para que el rumbo siga su curso y la empresa cumpla sus objetivos. Grupo Consultores se dedica a la gestión del cambio de sus clientes y hoy le toca a ella dar un cambio.

Hoy vivo el cambio en mí mismo de manera al tiempo feliz y confusa. Hace 18 años inicié un rumbo incierto en una compañía con una actividad nueva, hoy un equipo de más de 30 profesionales navega por las aguas del mercado con calidad y talento. Hace algunos años decidimos que se iniciara una transición que nos llevara al día de hoy. El equipo de Consultores de Publicidad toma el timón con un nuevo líder, César Vacchiano y dos excelentes capitanes, Kika Samblás y Pedro Loureiro. Nuestro sueño se ha producido y yo me bajo de este barco feliz y orgulloso por ese equipo de valientes y sorprendido de lo que el ser humano puede conseguir si se lo propone.

Las personas que van a mantener el barco que yo más quiero, el de Grupo Consultores, son tres excelentes líderes que han construido un equipo humano excepcional, las Directoras de las divisiones de la compañía: Majé, Patricia, Bea, Alexandra y Cristina son para mi la tranquilidad de que la nave que sigue su curso sin mi peso y con una filosofía de trabajo basada en la transparencia, la honorabilidad y el talento, que nunca pueden fallar.

El vértigo que me produce el final de un trayecto, el mareo habitual de tocar tierra, se compensan con la felicidad de entregar el timón a una mano, a muchas manos, excelentes.

Y ahora toca un poco de libertad. Como le decía Alonso Quijano a Sancho, la libertad es el bien más preciado que Dios nos ha dado. Yo soy un afortunado que, a mis casi cuarenta y diez, puedo decir que la tengo, para elegir mi nuevo camino y para buscar la felicidad. Pero si alguno piensa que se va a librar de mi, que ni lo sueñe, amo este negocio de la publicidad que me ha dado la profesión, la amistad y ahora la libertad, volveremos a encontrarnos.

Si pudiera dar un abrazo a todos los que han construido Consultores conmigo, ahora lo haría: Luis, Begoña, Tina, César, José Luis, Alfonso, Manuel, Concha, Tino, Juanjo, Monste, Miguel, Kika, Bea, Mónica, Majé, Héctor, Íñigo, Javier, Mencía, Sofía, Alexandra, Alejandro, Elisa, Rocío, Juan, Wanda, Pedro, Eugenio, Roberto, Carlos, Patricia, Jim, Felipe, Angélica, Cristina, Carmen, Domingo, Jessica, Isabella, Noelia, Fred, Nino, Graciela, Greg, Shu Fen y por supuesto Susana. Gracias a todos y mucha suerte, el barco es sólido y el comandante es joven pero experto. El sueño, mi sueño se ha cumplido, gracias, sinceras.

Esto…, no es todo amigos…

Ángel Riesgo

2 comentarios:

CLUB DE CONSULTORES dijo...

Querido amigo Ángel. Uno no está muy acostumbrado a que aparezcan comentarios en su blog personal, pero es lo que tiene el planeta virtual. Desde mi propia burbuja de pensamiento te envío un saludo fuerte y te deseo lo mejor en compañía de los tuyos para el futuro. Y que la fiesta por tus cincuenta sea sonada. Tienes tiempo para prepararla. Te recuerda con cariño Eliseo

Ángel Riesgo dijo...

Gracias Eliseo, un fuerte abrazo.