martes, 22 de julio de 2008

Despedidas, Veranos, Tránsitos

Ayer me hicieron una fiesta sorpresa de despedida en mi querida Consultores. Estaban todos, los de ahora y los que han sido compañeros en el pasado y yo como un tonto no llegue a enterarme hasta que vi a todos con el !sorpresa! en la boca. Por cierto faltaba Susana, estaba de baja con lumbago y nadie le contó la fiesta. No debiera haber venido, pero si debiera haberlo sabido. Agradecí la fiesta muchísimo pero además me di cuenta de lo importante que es un equipo, un grupo de gente amiga y motivada para ir por un camino. Dejo Consultores con la sensación del deber cumplido, haber creado un equipo. Ese grupo es superior a sus individuos, ayer allí viéndoles mientras comíamos juntos si me emocioné; más que los productos, los clientes o la marca, Consultores es un equipo maravilloso. No sabíamos que era imposible, por eso lo hemos conseguido. Gracias.

No hay comentarios: