lunes, 6 de abril de 2009

Invertir o morir

Pocas imágenes son más inquietantes que las que muestran el largo plazo, este gráfico de la degradación de las marcas más debiles en 10 años en Alemania. El crecimiento de la marca blanca solo es resistido por las marcas líderes, las otras pueden acabar como fabricantes de la distribución. ¿No es este un panorama aterrador?. El mensaje es claro, señor anuncainte o invierte inteligentemente o morirá... porque supongo que no esperará vivir del margen que le dejen los enormes distribuidores minoristas, no, claro que no. Para un poco más profundidad: http://adage.com/article?article_id=135790

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé qué es más contundente, el gráfico o Balzac.

Los crecimientos no sustentados en certezas o a veces apoyados en los famosos "overpromises" generados por quienes permanecen ajenos a la escucha de su entorno, generan brechas. Y esas brechas dan la oportunidad a quienes sí estuvieron cerca.

Coincido con Balzac.

Por lo que a mí respecta en esta crisis mi corazón se ha roto pero hará que sin duda el carácter se curta.

Sigue acertando con las reflexiones y con la oportunidad de las citas.

ML

ezequieltrivino dijo...

A mi me parece que las marcas grandes están desaprovechando una oportunidad de oro - no hay nada mejor que que te pongan entre la espada y la pared - para aliarse entre ellas y puentear a la gran distribución creando un canal propio. Esta idea que parece marciana tiene sentido común y es viable, y no se llevara a cabo - supongo - por la imposibilidad de ponerse de acuerdo y los celos y rencillas entre ellas. Me cuesta imaginarme a Coca Cola, Pepsico, Procter y Unilever uniendose para saltarse a Alcampo y Carrefour.

ML dijo...

Genial tu idea! (Y Angel, gracias por alimentar el debate)

Nunca falta quien tilda de marciano a un pionero, pero tu idea en una segunda pensada me parece una gran idea. Aunque como todo puede tener algún pero. s

En mi opinión un obstáculo puede estar en las rencillas que apuntas, en las visiones egoístas y en los intereses individuales. "Tristemente" probablemente este obstáculo sea fácil de superar si lo que se pone enfrente se traduce en dinero.

Pero el segundo obstáculo que veo es el volumen. Esa gran venta y facturación. Una gran plataforma de distribución multimarca en el fondo es una nueva competencia para Carrefour, Mercadona,... que estructural y geográficamente debe ser capaz de garantizar un flujo de mercancías e ingresos tal capaz de compensar contingencias como un posible veto por parte de otros canales generadores de grandes volúmenes, y que además han sido capaces de construir una marca con fuerte influencia y poder de prescripción ante el consumidor, que es además el dueño de una cartera y que es el motor capaz de conseguir que el dinero ruede.

Lo que yo veo en el gráfico y en lo que pienso es en una crisis de crédito y sobre todo de confianza. Si una marca (ya no un canal de distribución) gana es porque en su tiempo de relación con un consumidor se ha posicionado como un conductor de confianza, que no me ha fallado en la relación, que me ha permitido el acceso a la calidad (al precio) que esperaba y al que además creo tan listo (o con tanta influencia) como para conseguir que alguno de los mejores fabrique para él. Probablemente esa confianza, que no tienen los mediocres, es la única hoy capaz de evitar la quiebra de cuentas de resultados en alguna empresa.

Para mí el salvoconducto de la crisis se llama Confianza.

ML

fuckyngstyle dijo...

**
Est'a bien que las poderosas marcas tiemblen.