lunes, 4 de mayo de 2009

¿Estupido?

Estúpido es, según el sabio Carlo María Cipolla, "el que perjudica a los demás perjudicándose a si mismo". Yo no creo que el Presidente Zapatero sea ningún estúpido y por eso su decisión de "reducir drásticamente la publicidad en TVE" me confunde y sobre todo me preocupa. Reducir drásticamente la mejor herramienta de dinamización del consumo (la publicidad) justo en el momento en el que España ve caer de forma pavorosa sus propensiones al consumo, parece una estupidez, especialmente si eso le cuesta dinero al propio Estado. Lo malo de esta decisión es que no sea esa estupidez aparente, sino una perversidad, es decir que si beneficie a alguien, pero que ese alguien sea una minoría discretamente disimulada en el tumulto del populismo y la propia crisis económica. Los beneficiados únicos que se me ocurren son pocos y curiosamente casi todos italianos, los propietarios de las cadenas privadas de televisión esperan que el consumidor sea tan tonto que no prefiera una televisión sin anuncios a una con ellos. Mientras tanto hay un perjudicado claro, el Anunciante que limita sus posibilidades y dea fuera de la publicidad potencial a uin público maravilloso. Rodriguez Zapatero, dio esta información a la prensa durante las cumbres mundiales del mes de abril. ¿Quizas habló allí con el principal beneficiario de esta medida, el divorciado Berlusconi?. Puede ser. No hay estúpidos a estos niveles, desengañense.

No hay comentarios: